Autor: .
Data: 25 de febrer de 2017
Categories: Blog, Textos
Paraules clau: , .

Dos nous capítols de la història del pontificat d’Alexandre VI Borja, escrita per un anònim aragonès que ha estat testimoni de bona part dels fets que relata. En aquest cas, la sortida de Roma cap a Nàpols de Ferran, duc de Calàbria, fill i hereu del rei Alfons II de Nàpols i d’Hipòlita, germana del vicecanceller pontifici i cardenal Ascanio Sforza, dóna peu a un elogi del príncep. Som al Nadal de 1494.

{65} Cómo el duque real parte de Roma, la vía del realme, con otro mucho notable.

Veniendo el día de Nadal, el papa celebró su officio en el palacio appostólico, en la capilla mayor, sollempnemente al acostumbrado. E ya que en la manyana havía partido de Roma, todo el carruage d’esti duque real el mesmo día, a la hora de viespras, acompanyado fata’l portal de la ciudat de todos los cardinales, su senyoría illustríssima yva a mano drecha y el cardinal de Nápoles –era su vassallo– a la ezquierda; al deçagua decontinente andavan l’embaxador d’Espanya, Garcilasso, y Schano, vicecanceller, tío d’esti illustre duque, y el cardinal de Valencia. Fue fama que, llegados al portal de la murada, al tomar del comiate, se apartó el [85] duque con su tío, el preffato senyor Schano, e con aguas a los oxos cautamente le dixo: “Senyor, mi padre soys, hermano de mi madre: ¿y permetrá vuestra illustríssima senyoría ni el senyor mi padre, hermano vuestro, que yo viva por el mundo deseredado? Tómeos pietat de mí”. Lasoras el senyor Schano le respuso: “Va, fillolo, va, sobre de mí que tú serás rey e non perdrás l’estado”. Y decontinente sallió por la puerta de Roma a fuera, faziendo su vía con sus gentes d’armas. Aquella noche fue puesto en toda libertat el preffato senyor Schano y se fue a su casa de la Cancellaría. Unos dixieron que partió el duque con salvoconducto de tres días de su ynimigo el rey de Francia, otros con treugua de dos meses. Aquella noche ya scura, tiró a la ciudat de Tíboli –es passo para’l realme. El papa, por la mayor parte del día de la partida, stuvo no del todo contento, innorando qué ingresso hoviera el rey de Francia con sus gentes, por la austera natura suya y d’ellos todos. Empués se assoló que esta partida fizo el preffato illustríssimo duque ni con treugua ni con salvoconducto del rey de Francia. Attendida su natura e condición, que nuncha serva el que promete, sino por la pocha fe e amor que conosció en los romanos, huvo recelo de qualque malicioso tracto, más d’ellos que no del rey de Francia, con el qual e sus gentes tuvo siempre mucho desseo venir a las manos con las armas.

{66} Cómo muchos romanos se dolieron del duque real e cómo lo magnifficavan, pone sus legudes [i.e. laudes] de su persona maravillosamente.

[85v] Muchos pópulos de Roma en grande laude d’esti senyor illustríssimo, comemorávanlo por príncipe maravilloso y de grande ánimo. Non le podía excellir otro que fuesse’n el mundo. De su persona mucho disonesto, faziente tanto e más del cuerpo que otro; d’un cavallo grande cavalgador; animoso en cosas milittares; quando stava armado en blancho, de los bellos hombres era del mundo; stava bien puesto encima la silla; tenía fuerça en los braços maravillosamente; de tierra pro alçado segunt la edat y natura que concorría en estos tiempos; no carnudo, mas bien por cierto proporcionado; era hun poco amarillo; el cabello tenía negro; grato era en la fabla, dulce en su dezir; benívolo mucho a quien pratichava su excellencia, dadivoso grande; plúgole mucho el exercicio de las armas, con la edat dispuesta que en ello tenía; en los templos sagrados benéffico e mucho piedoso; temperado en el jurar; en el vestir mucho gracioso; trúxose bien honrado en su persona real; en comer, bever, dormir mucho sobrio e limittado; con el calor e con el frío mucho sufficiente, en cavalgar y en traher las armas; caçador grande; músicho maravilloso; en arte oratoria, en quanto quisiesse assaz facundo. Otras muchas virtudes l’eran atribuydas por grande parte d’esti pópulo romano y con grande verdat se dezía, de donde mostravan dolerse de su partida, con tanto reçelo de romanos, más que de sus ynimigos.

(Publicat anteriorment a Vademècum el 12/02/2017)

Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per millorar la teva experiència d'usuari. Si continues navegant-hi estàs donant el teu consentiment a l'acceptació de les cookies.
Què són les cookies?